Un barista en China

Descubre la última aventura cafetera de Xavi en otro rincón exótico de nuestro mundo. ¿Que está pasando en China? Veamos cómo la gastronomía occidental está transformado una de las culturas más tradicionales y antiguas:

Cuéntanos cómo surge la idea de viajar a China.
X: China se ha transformado en una de las potencias más importantes y uno de los mercados más atractivos para múltiples inversores, piensa que son más de 1500 millones de personas. Además es una cultura antigua y diferente de la nuestra, que tiene muchísimo para aportar a occidente.

¿Y qué decir del evento en el que has participado?
X: “Hotelex Shangai 2015”, es uno de los eventos de hostelería más grandes del mundo, donde están presentes grandes expositores de reconocimiento mundial, son una de las grandes potencias de hoy en día y el café es el producto de moda. Básicamente el trabajo han sido tres días intensos de feria, en lo que hemos hecho formaciones, la presentación de la máquina “quality espresso”, protocolos para clientes y show de baristas.

¿Cómo está el sector del café en un país más conocido por su tradición de tés?
X: Es verdad que China sigue siendo uno de los principales productores de té, es lo que sigue teniendo más fuerza y potencia, sobre todo a nivel de consumo interno. Pero como sabes en los últimos años la cultura china se está occidentalizando y el que tiene dinero allí quiere probar lo que existe en otros sitios, estar a la moda, y el café está entre los productos que más les seduce.

Barsita Xavi Iglesias en China 2

¿Qué te ha aportado esta experiencia?
X: Pues las oportunidad de aprender, de ver cosas nuevas, otras técnicas y maneras de trabajar; otros productos relacionados con el mundo del café. Por ejemplo, a las 6 de la tarde salía a cenar con ellos, pude ver sus técnicas culinarias, su cultura de aprovechar todo en la elaboración, allí se come todo de un pato, incluidas las patas o la lengua. Me he quedado impresionado por los volúmenes que manejan en todo.

¿Qué fue lo que más te llamo´ la atención de la sociedad china?
X: Socialmente es sorprendente, un pueblo lleno de fuertes contrastes, paseando por la ciudad ves tres en una moto sin casco, al lado de un coche de alta gama, y al mismo tiempo una sensación de seguridad en las calles. También descubrí que allí en muchos locales aún se permite fumar, cuando aquí ya nos resulta impensable. Son gente muy humilde trabajando, muy protocolarios y respetuosos.

¿Cómo hacías para comunicarte con ellos, teniendo en cuenta que son tan diferentes?
X: Si, a nivel comunicación era un poco complicado. Al principio cuesta, hay que hablar muy poco a poco, con gestos, estás entre conceptos de culturas que son muy diferentes. Le das más importancia a la expresión facial, al lenguaje corporal. Aparte de que la gran mayoría habla aceptablemente bien el inglés. Y en cuanto a difusión pude ver que utilizan mucho las redes sociales, las suyas propias, que también son diferentes de las nuestras. Graban todos los detalles de las clases para desmenuzarlo luego. Les encantaba hacerme fotos y colgarlas, fue divertido.

Xavi Iglesias barista en China

¿Y qué es lo que has trabajado con ellos?
X: Muchas cosas: mezcla de cócteles, que es algo que está empezando allí; cómo hacer el espresso perfecto, latte arte, cócteles con café; se les dio mucha información de cómo se está trabajando en Europa, ellos escucharon muy atentos y se mostraron muy agradecidos.

Háblanos del nivel que han demostrado los chinos en el campeonato.
X: Vivimos el campeonato final de China con mucha emoción: “The China Baristas championship 2015”. Hubo un nivel elevado, también en Latte arte, quizá la diferencia es que allí son pocos en relación al número de especialistas que tenemos aquí, pero en cuanto a calidad, excelente.

¿Cómo continuó la aventura una vez hubo acabado la feria?
Shangai es el motor económico de China, evidentemente el grueso del consumo y las oportunidades de negocio se gestionan desde aquí. Pero hay otras ciudades que también están generando cosas. Acabada la feria volamos a Guang Zhou, una ciudad vibrante al sur de Shanghai, con 20 millones de habitantes. Con un clima más tropical. Allí visitamos dos clientes. Fue apasionante, porque en principio teníamos que formar a 20 baristas, que al final acabaron siendo 40. La gente se involucraba tanto, con tantas ganas de aprender, que tuvimos que duplicar las formaciones. Ellos encantados, se han formado, han aprendido y han crecido profesionalmente. Además de las técnicas clásicas de espresso perfecto y Latte arte, han alucinado con la exhibición de coctelería molecular, que es aquella estilo Ferran Adriá con aires y espumas aplicadas al café. Les llamó muchísimo la atención, sobre todo a los niños que había presentes. Rápidamente improvisamos una formación junior y los peques inmediatamente pasaron a ser los protagonistas. Ellos crearon un ambiente de alegría que resultó inolvidable. Con la siguiente formación, tuvimos que desplazarnos en avión, para que te imagines las dimensiones de sus macrociudades, hasta otro hotel donde vivimos lo mismo: de 6 alumnos que supuestamente nos esperaban pasamos a 22. Increíble. Otro representante de la ciudad que recibió gente de todo China, venían de norte y sur. En ambos lugares organizamos un concurso interno de Latte Arte. Vino un equipo de periodistas y en la tele china fue noticia.

IMG-20150427-WA0007

¿Cómo vislumbras el futuro del negocio en esta parte del mundo?
X: La previsión de crecimiento es muy grande, allí están empezando, está todo por hacer, ahora mismo es algo que no tiene techo.

¿Y qué es lo que aprendiste tú de ellos?
X: Me llevo muchísimo de la experiencia, aprendí más sobre tés, ellos me dieron formación de su parte; compartir tantas cosas con ellos, su cultura, sus vivencias. El viaje me ha enriquecido a nivel personal. Funcionó como un meeting point: enseñar y aprender. Otra manera de hacer, de ver las cosas, relacionado con los volúmenes que manejan en todo. En fin, lo que es el contacto con una de las primeras potencias enconómicas. Poder viajar a esa cultura te enriquece de múltiples formas. Sólo tengo palabras de agradecimiento con ellos.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Conozcámonos.

¿Quedamos?

Si estás de acuerdo con mi filosofía y crees que podemos colaborar para que tu proyecto crezca, puedes contactarme a través de este formulario.

Teléfono

+34 636 510 874

E-mail

xavi@degustoarte.com

Sígueme en mis redes

Puede leer nuestra Política de Privacidad primero, si así lo desea.