El éxito y la felicidad

Un chute de optimismo

Hola amigos, estando de vacaciones me he encontrado tan lleno de energía que se me ocurrió olvidar por un rato los negocios y regalaros una palabras de una filosofía con la que no podría estar más de acuerdo. Ahí va:

El rendimiento de una persona en la vida, tanto personal como profesional, está directamente relacionado con su coeficiente de optimismo. Una persona optimista rinde entre el 65% y 100% más que una persona en “modo normal”. Entonces, si la principal característica de la gente que tiene éxito es el coeficiente de optimismo, la segunda será que es gente con VIDA, con entusiasmo, con ganas, con energía.

Las emociones se contagian. Si tú ves a la otra persona alegre, entusiasta, con vida, eso se transmite. También las negativas, y cuidado porque éstas se contagian cuatro veces más que las positivas.

¿Sabías que una emoción negativa dura 112 minutos y una positiva 42?

Cuestión de aprendizaje: aquí empieza todo

¿Qué parte es actitud y qué parte es conocimiento? Las actitudes vienen de una parte del cerebro que se programa en nuestros tres primeros añitos de vida. El conocimiento, un poco más tarde.

En la escuela te enseñaron matemáticas, física y química, pero no te enseñaron a llevarte bien -ni con el de al lado ni contigo mismo-. Nadie nos enseñó cómo llevar una vida maravillosa, nadie nos enseñó cómo hacerle la vida más fácil a los demás. Tenemos que estar preparados para el cambio y he aquí el desafío para la educación en este nuevo paradigma:

1-Los niños aprenden por imitación, si quieres tener un hijo feliz, tendrás que ser feliz, si quieres tener un hijo entusiasta, tendrás que ser entusiasta, si quieres que hable 5 idiomas, pues que se hablen 5 idiomas en casa.
2-De adolescentes pasamos de idolatrar a los papis para imitar al jefe de la pandilla (las amistades de la adolescencia tienen una influencia decisiva en el éxito de la carrera).
3-Finalmente, hay otro momento importante que es tu primer jefe: si tienes un jefe fantástico, entusiasta, motivador, llegarás a ser como él en los siguientes seis meses.

Cambia tú y cambiará tu entorno

En la vida uno atrae lo que ES. ¿Cómo hacer para conocer a alguien maravilloso? Pues simplemente SIENDO maravilloso. Atraemos lo que somos, la gente crítica se sienta junta y come junta, los que están amargados tienden a salir juntos, los quemados de la empresa van juntos a tomar el café. Atraemos aquella gente que es como nosotros, la gente que es positiva atrae gente positiva. Tu mente atrae aquello en lo que piensas. Con que: ¡cuidado con lo que piensas! El inconsciente no distingue entre realidad y ficción. El humano es el único ser que sólo con pensar en algo, es capaz de disfrutarlo -o de sufrirlo-, ¡con sólo pensar en ello!

El éxito ya no es lo que te contaron

El concepto de éxito ha cambiado y este cambio tiene que ver con el incremento de la esperanza de vida. En siglo XIX el éxito era poco más que conseguir comer, beber y reproducirse, nuestros bisabuelos dificilmente leían y escribían. Durante el siglo XX el éxito pasó a medirse con cosas como tener una carrera universitaria, con acumular conocimientos técnicos. Hoy, el desafío de los llamados millenials es que vivirán muy fácilmente 100 años.  Viviendo 100 años cambian totalmente los conceptos de éxito y ya no se basan en los mencionados más arriba. El tema ya no es vivir 100 años, sino cómo vivirlos con pasión, ilusión, alegría y entusiasmo. Si antes el éxito estaba relacionado con sobrevivir, ¡¿cómo cambian las cosas si a partir de ahora lo relacionamos, no con sobrevivir, sino con VIVIR?!

El tema ya no pasa por poner años a la vida sino poner vida a los años.

¿Te sientes cansado?

Sólo te cansará aquello que no disfrutes, sólo te cansará aquello donde no pongas pasión, sólo te cansará aquello donde estés haciendo algo que no te llena. Por eso, con la vida que nos queda, deberíamos estar haciendo sólo aquello que nos apasione. No vendas tu vida, no vale la pena.

Por ejemplo, para que un trabajo te llene, necesitas dos cosas: la primera que creas que el trabajo depende de ti, y la segunda que creas que tu trabajo sirve para algo. Mira sino nuestro mundillo: para llegar a hacer un café muy bueno, primero tienes que estar bien tú.

Conclusión

Hay algo por encima que nada y eres tú mismo, nadie te va a querer nunca más de lo que tú te quieras a tí mismo, nadie te va a respetar nunca más de lo que tú te respetes a tí mismo.
Si estás haciendo algo en la vida que no te apasiona, pues simplemente no lo hagas. Tampoco deberías permanecer al lado de una persona a la que no amas. Estar bien es estar con quien tú realmente quieras estar.

Cuando la razón te diga una cosa y el corazón te diga otra, sigue a tu corazón, no te decepcionará.

Convirtámonos en ese tipo de gente que allí donde va siembra el buen humor, en vez de estar siempre enfadados o tristes. El ser humano no es feliz cuando consigue algo, es feliz mientras lucha por ello.

Gracias y feliz verano amigos míos.

Xavi Iglesias

Fuente: Charla Emilio Duró

Sin comentarios

Dejar un comentario

Conozcámonos.

¿Quedamos?

Si estás de acuerdo con mi filosofía y crees que podemos colaborar para que tu proyecto crezca, puedes contactarme a través de este formulario.

Teléfono

+34 636 510 874

E-mail

xavi@degustoarte.com

Sígueme en mis redes

Puede leer nuestra Política de Privacidad primero, si así lo desea.