A más grande el sueño, más importante el equipo

Tengo un dinerillo, ¿qué tal montar un bar?

Hola mis queridísimos lectores. Hoy quiero explorar un poquito la vena consultora y elaborar sobre lo que supone, a día de hoy, apostar por un negocio en el mundo de la hotelería.
El sector está viviendo un momento de gran expansión y es para celebrarlo. Pero con el crecimiento también se han multiplicado, naturalmente, los competidores y los riesgos. Son muchas las personas que sueñan con montar un pequeño restaurante, algo acogedor, íntimo, con un saloncito muy cuco en el que quepan pocas mesitas y así poder atender a los clientes con cercanía, mimo y detalle. ¿Fórmula romántica pero impracticable? No necesariamente, todo se puede lograr, siempre con una correcta planificación y un correcto estudio detrás.

La información es poder

Antes de lanzarnos alocadamente a montar un establecimiento enfocado a la gastronomía, hemos de ser conscientes de las dificultades que conlleva abrir un nuevo local, ya sea un restaurante, bar, cafetería o cualquier otro modelo.

Lo primerísimo entonces será empezar por la investigación, recavar datos útiles sobre la inversión para montar un restaurante viable y hacer un buen estudio de mercado. Una de las cosas más importantes que deberemos tener en cuenta es conocer el perfil de cliente al que vamos a enfocar nuestra oferta. Conocer a nuestro consumidor nos permite atenderlo mejor y venderle más.

Eligiendo el espacio ideal

Hay que tener en cuenta que la inversión en la obra de tu negocio puede llegar a comerse hasta el 50% de tu presupuesto. Depende del concepto que quieras montar y la superficie en metros cuadrados, contando con un estimado por m2 entre 1100€ y 1800€.

Venga, más números ¿cuál es la inversión media?

Una Cafetería de 90 mt2 está en una media de 100.000€ de inversión, y una Cervecería en un local de 130 mt2 está en unos 200.000€. Esto es una aproximación, no se debe hacer este paso sin asesoramiento profesional, es mucho más complejo de lo que parece.

¿Dónde está la clave?

Muchos piensan que lo más importante son factores como el local, la ubicación, la obra, y destinan cantidades obsenas de dinero a la decoración, a un alquiler abusivo en zona céntrica o a fichar un cocinero famoso, y nada de eso va a representar necesariamente una garantía de éxito. El espacio es una pata de la mesa, pero hay otros temas: oferta gastronómica, recursos humanos, comunicación, gestión, proveedores, mil cosas hay para tener en cuenta, y son todas importantes. Cuantas más variables controlemos, menos riesgo correremos.

¿Cuánto tardaré en amortizar mi inversión?

El plazo de amortización dependerá de tu experiencia, formación, equipo y, sobre todo, que hayas invertido bien en comunicación. Pero en general para que un proyecto sea viable, el plazo de amortización de la inversión debería rondar entre 3 y 7 años, cosa que deberías ir pudiendo pagar mes a mes con lo que vaya haciendo el negocio, sino algo no está cuadrando. Lo más inteligente es asesorarse bien para que la amortización no suponga un lastre en tu día a día con plazos o cuotas poco realistas, para eso es imprescindible un proyecto calro y un buen plan de negocio, todo por escrito.

Dando el salto, has recordado el colchón, ¿verdad?

Debes asegurarte un fondo de maniobra, el dinero necesario para hacer frente a los gastos de los primeros meses de actividad y los posibles imprevistos. Ten en cuenta que cuando abres tu bar, en general, se piensa que vas a tener el dinero enseguida y puede que los ingresos lleguen más tarde de lo que imaginas.

El fondo de maniobra debería rondar los 12 meses para asegurar que tu proyecto tenga éxito. Y la cantidad que debes tener de fondo de maniobra debería rondar entre el 10 y el 15% de tu inversión total.

Apunta:

Los pagos a los proveedores rondarán entre el 30 y 40% de tu facturación total.

Los suministros entre el 10 y el 15% (luz, gas, agua, teléfono, Internet)

El alquiler no debería superar el 10% de tu facturación.

El personal entre un 25 y 30%. Éste es el último gasto, pero atención porque es el más importante. Tus colaboradores serán nada menos que la voz que comunicará tu filosofía, con su hacer, con sus conocimientos, con su amabilidad. Has de cuidarlos bien.

Beneficio neto: entre el 10 y el 15%.

Tres partes de realismo

El 95% de los negocios de restauración fracasan en el primer paso que es el cálculo de la inversión inicial, como es muy complejo realmente lo mejor es informarse, formarse o dejarse asesorar por aquellos que han empezado antes y por consiguiente saben más.

Conclusión

El panorama se presenta complicado. Pero como dije más arriba la información es poder. Conocer bien cómo se comporta este mercado (recuerda que una parte muy grande de esto es saber lo que los consumidores desean), te permitirá perderle el miedo y reunir la energía necesaria para que puedas realizar tu sueño. ¡Adelante!

Xavi Iglesias

Un enamorado del café y del servicio en sala

Sin comentarios

Dejar un comentario

Conozcámonos.

¿Quedamos?

Si estás de acuerdo con mi filosofía y crees que podemos colaborar para que tu proyecto crezca, puedes contactarme a través de este formulario.

Teléfono

+34 636 510 874

E-mail

xavi@degustoarte.com

Sígueme en mis redes

Puede leer nuestra Política de Privacidad primero, si así lo desea.